Islas Canarias
(+34) 680 39 76 13
info.anguloproducciones@gmail.com

Ángulo Producciones

Si ellas se paran, se para el teatro

Este mes se cumplen dos años, desde que Ángulo Producciones estrenó su primera obra de teatro. Hoy, Día Internacional de la Mujer, hemos querido rendir un pequeño homenaje a las profesionales que han trabajado con nosotros durante este tiempo, ya que sin su trabajo y dedicación no hubiera sido posible representar nuestras obras. Si ellas se paran, se para el teatro.

Victoria Oramas es una reconocida escritora canaria de textos dramáticos, cuyo nombre es cada vez más respetado en el teatro canario. Sin duda, Victoria ha sido una pieza fundamental en uno de los proyectos de Ángulo Producciones, ya que fue la encargada de escribir La caricia perdida.

Victoria Oramas, que considera el teatro una forma de proteger su paz, está muy agradecida por la generosidad, la entrega y el tiempo dedicado por parte de Ángulo Producciones, para levantar la verdad de otro, una verdad a la que ella dio vida con el texto de La caricia perdida.

Para Victoria, la mujer está destinada a proteger su paz en cualquier ámbito de su existencia y desea que llegue el día en el que, para proteger esa paz, la mujer no tenga que perder sus derechos esenciales como ser humano.

Ruth Sánchez vive un gran momento en la escena canaria. Para Ángulo Producciones fue un auténtico descubrimiento, cuando se puso en la piel de Audrey McAllister en la comedia El regreso de Demofonte.

El teatro para ella es un espacio de búsqueda, de juego, de utopía. Un lugar de reflexión y debate, de estudio y aprendizaje. Un espejo gigante donde todas podemos mirarnos y explorar la posibilidad de cambiarnos y, por qué no, de cambiar el mundo.

Para ella, excepto en la interpretación, la mujer tiene menos participación que el hombre en el mundo del teatro. De manera general, nuestros referentes siguen siendo masculinos; son ellos, los héroes, los que protagonizan las historias y son ellos quienes las escriben.

Sin embargo, estamos cambiando, evolucionando, siendo conscientes de que para un mundo mejor, el empoderamiento de la mujer es imprescindible. La meta es alcanzar la igualdad sin estigmas ni complejos.

Andrea Zoghbi es actriz, ayudante de dirección y diseñadora de maquillaje. En Ángulo Producciones tuvo un papel imprescindible, ya que fue la ayudante de dirección de La caricia perdida.

Para Andrea el teatro es una plataforma con la que entretener, compartir, reflexionar y conectar con las personas. Andrea comenta que ha tenido la suerte de estar rodeada de mujeres fuertes, trabajadoras y muy talentosas en su entorno laboral ejerciendo distintos roles, aunque le gustaría ver a más mujeres dirigiendo, sobre todo en Canarias.

A Andrea le preocupa la falta de concienciación para ver que la desigualdad existe. Ha escuchado muchísimas veces a personas que no aprecian las actitudes y costumbres machistas que aún están arraigadas a nuestra cultura, por falta de información o por la normalización de acciones erróneas en la educación que hemos recibido.

Andrea piensa que somos un grupo cada vez más grande de personas que de forma activa estamos luchando por generar una igualdad verdadera y que, al ser cada vez más visibles, es más fácil que la gente se vaya dando cuenta de la necesidad de una sociedad más justa e igualitaria en muchos aspectos. Los procesos de cambio son siempre lentos, poco a poco iremos evolucionando hacia una sociedad más justa, siempre que haya gente dispuesta a luchar por dicha justicia. 

Omaira Ortega es gerente de la empresa Sonovision Canarias. Además de organizar la parte técnica, Omaira ha realizado labores de auxiliar de producción, atrezzo y vestuario con Ángulo Producciones.

Para ella, trabajar con Ángulo Producciones es una experiencia muy gratificante y enriquecedora, ya que es una compañía joven que presenta propuestas de calidad y cada nuevo montaje, le supone una nueva ilusión.

El teatro ha sido el compañero de viaje de Omaira desde hace muchos años, ya sea como espectadora o como trabajadora. Para Omaira, la mujer en el terreno de la interpretación es muy valorada, y a través de su profesión tiene más oportunidades para expresar y visibilizar la lucha por los derechos de la mujer.

Fátima Castro es esteticista, maquilladora y peluquera. Con Ángulo Producciones ha aprendido cómo se vive el teatro desde dentro, caracterizando a cada uno de los personajes antes de que salgan a escena.

Para Fátima el teatro es la forma de experimentar los sentimientos más reales y considera que es una gran herramienta para conseguir la igualdad entre hombres y mujeres.

Además, opina que el rol de la mujer en la esfera teatral está más equilibrado, pero en la sociedad aún queda mucho por hacer. Fátima está deseando que llegue el día en el que desaparezca el machismo y la brecha salarial, alcanzando una verdadera igualdad.

No podíamos concluir este post sin recordar a las demás compañeras que han formado parte de Ángulo Producciones, como las incansables Jennifer Artiles y Saray Castro, actrices participantes en nuestra primera obra; la talentosa actriz Sara Álvarez, quien nos conmueve con la espectacular interpretación de Marcel en La caricia perdida; la gran constructora de escenografía Atteneri González, quien creó un original espacio para representar esta obra; el inestimable trabajo de María Filomena Martignetti como ayudante de dirección de El regreso de Demofonte y una servidora, Elizabeth Santana, llevando las labores de comunicación.

Gracias por estar ahí, por su magnífico trabajo y por ser como son. Sin ustedes las obras de Ángulo Producciones no hubieran sido posibles, ni se hubieran representado de una forma tan espacial. Seguimos caminando juntas hacia la igualdad. Si nosotras paramos, se para el mundo, se para el teatro.

Sin comentarios

Publica un comentario

Ángulo Producciones